ESTILO DE VIDA | Procrastinar: el pecado capital de la productividad

Seguramente en algún momento escuchaste decir “estoy procrastinando” o “fulanito lo único que hace es procrastinar”. Quizás hayas visto esta palabra en numerosos artículos, frases o post motivacionales, pero detrás de esta parafernalia hay miles de cosas. ¿En algún momento te preguntaste qué significa y de dónde surge el motivo de esta práctica? Te adelanto que quien procrastina está a un paso del infierno llamado estrés.

Procrastinar: el pecado capital de la productividad

Por: Psic. María Daniela Vivas Busani

Vamos juntos a adentrarnos en el mundo de la procrastinacion, y es que esta palabra y acción contiene en su interior un mundo completo. Miles de personas la relacionan con una simple flojera o pereza. Veamos la definición de uno de los autores que habla de este fenómeno.

Neenan señaló en el 2008 que es un error considerar la procrastinacion como simple holgazanería o pereza, porque ésta última es la resistencia a emprender una acción, mientras que la procrastinacion implica estar ocupado, realizando una actividad sustituta (por ejemplo, navegar ociosamente en internet), para evitar seguir adelante con la actividad prioritaria que requiere de acción en el momento presente (por ejemplo, preparar una exposición para presentarla frente al grupo en la próxima clase).

Ahora bien, ¿todas las personas procrastinan? Según la Dra. Sapadyn (City University of New York) existe una taxonomía con seis tipos diferentes de personas que son propensos a procrastinar. Repasemos cuáles son:

  • Perfeccionistas: Quieren que cada proyecto sea perfecto, esto generalmente los “congela” por miedo a no lograr este objetivo poco rrealista, aunque hayan sido ellos mismos los que hayan definido los objetivos.
  • Soñadores: Sufren de “pensamiento mágico”. “Va a funcionar todo bien”, dicen, aunque no hacen nada para acercarse a sus objetivos.
  • Generadores de Crisis: Dicen que normalmente trabajan mejor bajo presión, pero para ser más precisos, prefieren protestar y generar crisis para no hacer en definitiva ninguna tarea.
  • Atormentados: Sus miedos consumen sus procesos de pensamiento e impiden que cualquier tarea sea realizada, mientras imaginan y meditan en cada posible escenario de desastre y fracaso.
  • Desafiantes: A estas personas les molesta las asignaciones de tareas, retomando control de sus vidas, rechazando el trabajo en forma oportuna y cooperativa, o directamente en forma frontal.
  • Sobrecargados: Conocidos también como “los complacientes”, esta gente no puede decir que no, y por lo tanto toma más y más responsabilidades sin ninguna expectativa razonable de ser capaces de cumplir sus obligaciones.

El acto que se pospone suele percibirse como abrumador, desafiante, inquietante, peligroso, difícil, tedioso o aburrido, es decir, estresante.

¿PROCRASTINAMOS TODO?

La procrastinación es un problema de autorregulación y de organización del tiempo. Quien pospone o procrastina una decisión lo que está presentando, en el fondo, es una conducta evasiva.

Entre las situaciones que más tienden a aplazarse, tenemos:

  • Tareas cotidianas: Aplazamos actividades necesarias para funcionar en el día a día: ir al banco, hacer la compra, ir al médico, arreglarse la ropa, cortarse el cabello, etc. Esto provoca sensación de caos, de no poder llegar a todo, de frustración, debido a la acumulación de tareas pendientes.
  • Compromiso personal: Impedimos que nuestra vida mejore en diversos ámbitos. No hacemos ejercicio, no aprovechamos las oportunidades de mejora profesional, no dejamos hábitos como fumar, no resolvemos problemas familiares, etc. Esto produce sentimientos de insatisfacción, inseguridad, inferioridad y estancamiento.
  • Compromiso con los demás: Desatendemos nuestros compromisos adquiridos, incumplimos obligaciones laborales, no respetamos los plazos, desatendemos citas profesionales, no preparamos las reuniones, hacemos perder el tiempo a los demás, etc. Como consecuencia, perderemos la confianza y el respeto de los demás.

¿Cómo podemos resolver este fenómeno en nosotros y lograr hacer lo que tenemos que hacer?

La procrastinacion se puede enfocar de una manera positiva, lo cierto es que, en general, procrastinar es un enemigo de tu productividad y te impide aprovechar todo tu potencial.

Numerosos autores hoy incluyen entre sus temas la procrastinación. Hoy quiero ir más allá de hablar de este fenómeno y hacerte llegar unas técnicas que pueden ayudarte a no sucumbir ante este gigante distractor.

Siete claves para evitar el infierno de estrés que acarrea este pecado capital de la productividad.

  1. Da un pequeño primer paso.
  • Las rutinas ayudan. Si conviertes las tareas repetitivas y aburridas en rutinas, terminarás haciéndolas sin apenas esfuerzo. Las rutinas son hábitos o costumbres que haces de forma casi inconsciente y simplifican tu vida.
  • Haz un seguimiento de tu tiempo. Anota en algún sitio qué tareas realizas cada día y cuánto tiempo has dedicado a cada una.
  • Aprende a decir no. Apuesto a que muchas de las tareas que pospones son compromisos que te has buscado por no saber decir que no.
  • Divide el trabajo en tareas concretas y pequeñas. Un proyecto grande y complejo puede resultar abrumador. 
  • Trabaja tus hábitos. Si te conoces a ti mismo y averiguas por qué aplazas constantemente cierto tipo de tareas, podrás cambiar tus hábitos y encaminarlos hacia una menor procrastinacion y una mayor productividad.

Recuerda que tu equilibrio emocional lo construyes en el día a día. Haz lo posible por conectarte de manera positiva con tus deberes e intenta aprovechar al máximo el tiempo, reconociendo las prioridades y enfocándote en lo importante. Si estás lleno de estrés debido al “pecado” de la procrastinación excesiva, líbrate de todo mal asistiendo a terapia psicológica. Una opinión y una guía profesional te vendrán muy bien. En el Team Psicovivir estamos para ti.

Sobre la autora: Psic. María Daniela Vivas Busani – Venezolana – @psicoencontacto – Psicólogo mención Social, egresada de la universidad Rafael Urdaneta. Actualmente radicada en Buenos Aires. Formada en la estructura cognitivo-conductual. Tiene experiencia en procesos de intervención familiar y abordaje de pacientes con enfermedad mental como bipolaridad y esquizofrenia, así como también en el tratamiento de ansiedad y depresión.


15 comentarios en “ESTILO DE VIDA | Procrastinar: el pecado capital de la productividad”

  1. Eduardo Augusto Vivas Rincon

    Muy bueno el escrito sobre la procrastinacion y hoy día con esta pandemia y el estrés que puede presentar cualquier persona, va a estar colocada dentro de estas situaciones abordadas por la ponente del tema, la cual lo maneja muy bien felicidades.

  2. Ya sabía que procastinaba y reconocía en ocasiones que era por temor a fracasar, pero leer este material cambió mi perspectiva de éste monstruo, así que no más. Gracias por tus recomendaciones

    1. Hola Greidy gracias por tomarte el tiempo para leer, el fin de este articulo es ese , que podamos cambiar la manera que vemos lo que sucede y así empezar a actuar , espero que la procrastinación ahora no tenga tanto espacio en ti , recuerda empieza a accionar de a poco y a hacer cambios, cualquier cosa , aca estamos para ti.

      Psic. Maria Daniela Vivas Busani

  3. indirapalacios7@gmail.com

    Me identifique con el tema, ya que me sucede con frecuencia, postergó las cosas que son importantes y luego viene el estres y la culpa. Creo que tengo que trabajar ése detalle. Gracias por las técnicas aportadas.

    1. Hola Indira , que bueno saber que te gusto el articulo , te invito que ya que identificas empieces a accionar , un paso a la vez , usa las recomendaciones y empeza a salir de esa zona.
      Te envío un Abrazo.

      Psic. Maria Daniela Vivas Busani

  4. Niobis Perozo

    Por fin tengo un diagnóstico a tanto desastre. Y lo más impresionante es que cuando logro tener el enfoque y concentración. No me quiero apartar de la tarea. Por ejemplo entre ayer y hoy solo he dormido 1 hora y 20 minutos aproximadamente

    1. Holas Niobis , la procrastinación puede ser un indicador que algo mas allá esta ocurriendo y la manera de manejarlo es posponer las tareas que tienes que cumplir , ahora bien es necesario que si estas viendo esto en ti puedas asistir a terapia para saber que ocurre y que podamos ayudarte.

      aca estamos para ti y estoy para ti en caso que veas factible iniciar terapia

      Psic. Maria Daniela Vivas Busani

  5. Esos consejos son sumamente útiles, los estoy aplicando a mi día a día y me han traído mucho equilibrio en mi trabajo, especialmente en estos tiempos duros donde el espacio para trabajar y convivir, usualmente es el mismo. Super interesante el artículo

    1. Buen día Gmistral , que bueno saber que pudiste integrar algunas conductas que te alejan de la procrastinación y te hace sentir bien estarlas implementado , de eso se trata todo , de un sano equilibrio.

      te envío un abrazo

      Psic. Maria Daniela Vivas Busani

    1. Hola Luis , espero que cada una de las recomendaciones funcione , en caso de que esta conducta aumente , recuerda que estamos para ti.

      Psic. Maria Daniela Vivas Busani

  6. Creo que soy una perfeccionista-sobrecargada. Definitivamente soy una procrastinadora. Soy una persona competente y con éxito en muchas cosas y no hay motivo para pensar que no voy a lograr algo pero igual lo pienso y eso no me deja avanzar. Yo me saboteo y quiero dejar de hacerlo, se que lo lograré 💪🏼

    1. Hola Karin , gracias por quedarte y leer el articulo , reconocerlo es importante también accionar , sabotearnos solo nos hace retroceder y aplazar lo que debemos hacer nos hace acumularnos para luego.

      acá estoy a tu orden

      Psic. Maria Daniela Vivas Busani

    1. Hola Marlene , es importante saber el motivo de realizarlo y desde alli empezar a cambiar , si necesitas ayuda , no dudes en contactarnos.

      Psic. Maria Daniela Vivas Busani

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Artículos

depresión

Depresión a partir de una ruptura amorosa

#EspecialDepresión | Depresión a partir de una ruptura amorosa Más allá de la tristeza: descubre en este artículo las fases emocionales que se detonan tras el quiebre de una relación sentimental y cuándo se enciende el alerta por presencia de rasgos depresivos. Por la Psic. Vanessa Villafuerte, #TeamPsicovivir Muchas veces

depresión

Atiendo a un familiar que sufre depresión

#EspecialDepresión | Atiendo a un familiar que sufre depresión Angustia, rabia, tristeza e incluso rechazo son algunas de las emociones que puede sufrir quien cuide a una persona que sufre depresión. ¿Cómo sobrellevar esta labor? Por la Psic. María Fernanda Bolívar, #TeamPsicovivir ¿Sabías que el entorno social y familiar de

Depresión: ¿Causa o consecuencia de una adicción?

#EspecialDepresión | Depresión: ¿Causa o consecuencia de una adicción?  El trastorno depresivo y las adicciones se han convertido en un problema de salud pública, perfilándose como unos de los principales detonantes en el deterioro de la calidad de vida de las personas.  Por la Psic. Alba García, #TeamPsicovivir Muchas son

La ansiedad laboral riñe con la felicidad personal. ¡Combátela!

#EspecialAnsiedad | Ansiedad laboral riñe con felicidad personal. ¡Combátela! Se sabe que en los ambientes de trabajo hay presencia de múltiples estresores. Por un lado, la responsabilidad por el cargo hasta la interacción con superiores y pares. En este reportaje te brindamos recomendaciones psicológicas para frenar la ansiedad laboral y

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn