La fase oscura de conseguir el “peso ideal”.

La fase oscura de conseguir el “peso ideal”.   

Por la Psic. Alba García  

El objetivo de conseguir una imagen corporal perfecta, socialmente aceptada, puede llegar a obsesionarnos hasta el punto de generar comportamientos autodestructivos acompañados de un malestar psicológico recurrente que afecta la valoración de nosotros mismos cuando andamos en la búsqueda del «peso ideal».   

La sociedad ha impuesto estereotipo de bellezas que nosotros vamos integrando en nuestras vidas, marcando nuestros ideales, haciéndonos proclive a realizar acciones, que nos permitan alcanzarlos y autocastigarnos cuando no los conseguimos.   

  La pérdida de peso, la imagen corporal y la aceptación de nosotros mismos es uno de los temas recurrente en terapia, sobre todo por el profundo malestar psicológico que producen las conductas; compulsivas o de evitación que generan el manejo o alcance del peso ideal.   

La tristeza, frustración y ansiedad, son emociones características cuando trabajamos temas relacionados al manejo del peso corporal, ya sea cuando la persona vive un trastorno de evitación de la ingesta de alimentos, anorexia, bulimia nerviosa, obesidad u otros.  

Vamos a definir brevemente, algunos de los trastornos alimentarios más importante:    

  • Anorexia: Caracterizado por un peso corporal anormalmente bajo, acompañado de temor intenso a aumentar de peso y la percepción distorsionada del mismo. 
     
  • Bulimia Nerviosa: Se caracteriza por episodios recurrente de atracones, es decir, comer grandes cantidades de alimentos, seguido de respuestas compensatorias (vómitos, uso de laxante entre otros) que le permitan evitar el aumento de peso. 
     
  • Obesidad: Se define como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. Donde el índice de masa corporal (IMC) es igual o superior a 30.
     

Las personas con problemas de peso, tienden a pensar de manera catastrófica, imaginando el peor escenario de lo que significa aumentar o no poder bajar de peso, siendo estos pensamientos el detonante de las conductas alimentarias restrictivas o compulsivas.
 
El control del peso siempre debe responder a una necesidad de salud y bienestar, nunca al cumplimiento de un estereotipo de belleza. 

 
 El compararse, minimiza los esfuerzos y desencadena autoexigencias poco realistas, que, en vez de permitir reconocer logros, termina por hacerlos insuficiente; pasando del orgullo a la culpa; detonando nuevamente la tristeza o ansiedad.   

 Ahora bien, son muchas las personas que reconocen el problema, pero no saben cómo abordarlo, incluso cuando tienen ayuda nutricional por parte de un profesional. En este punto, surge la pregunta: ¿Qué impide no ser capaz de afrontarlo una vez reconocido el problema?   

Buscar ayuda nutricional es apenas el primer paso; pero no tiende a ser suficiente para controlar el malestar psicológico que ocasiona: integrar, adaptar y mantener un nuevo estilo de vida.

El tratamiento para cambiar las conductas que giran en torno a la alimentación, sea del tipo: restrictivas, compensatorias o de control; debe incluir varios factores. 


 ¿Qué hacer? 

  •  La vigilancia semanal del peso corporal para evaluar el progreso y evitar mayor deterioro a nivel psicológico.  
  • Aprender a controlar el estímulo o la ansiedad por consumir alimentos deseados.  
  •  Asegurar un apoyo real por parte de la familia.  
  • Cuestionar a los profesionales de la salud sobre las dudas que existan alrededor del tratamiento y buscar siempre una respuesta clara y concreta. 
  • Reestructurar la forma de pensar y reforzar los cambios y logros.  
  •  Fomentar la autoestima para minimizar el miedo al rechazo, que se puede expresar con la expresión agrandada de otras cualidades, como una forma de negación de su condición física; o la realización de conducta para controlar el peso, que se presentan como un autocastigo, ante la percepción “de falta de voluntad” por no cambiar o mantener el peso deseado.

     
    Por todas las razones ya mencionadas, es importante que estas situaciones sean abordadas por un equipo multidisciplinario para el abordaje de todos los síntomas psicológicos y fisiológicos desencadenante de la adhesión al tratamiento.  

     En psicovivir internacional contamos con un equipo especializados de psicológicos que pueden apoyarte con esta problemática, ayudándote a alcanzar el bienestar psicoemocional que necesitas para superar esta situación.  

     
    Sobre la autora: Alba Cecilia García-Venezolana- IG: @psicoumbral.

    Licenciada en Psicología. Comunicadora Social. Egresada de las Universidades Centroccidental Lisandro Alvarado y Universidad Fermín Toro (Venezuela). Actualmente radicada en Portugal. Formada en la estructura Cognitiva-Conductual, con experiencia en el abordaje e intervención de trastornos psicológicos clínicos.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Artículos

La edad en las mujeres

La presión de la edad en las mujeres ¿Se te está pasando el tren?

La presión de la edad en las mujeres ¿Se te está pasando el tren? Vivimos en una sociedad en la cual, por más que intentemos taparlo, las mujeres seguimos siendo vistas con el único objeto de ser esposas y madres. Lo cierto es que el tiempo y las experiencias que

tRASTORNO PARANOIDE DE LA PERSONALIDAD

Sentir desconfianza extrema: Trastorno paranoide de la personalidad

Sentir desconfianza extrema: Trastorno paranoide de la personalidad Las personas con trastorno de personalidad paranoide se caracterizan por tener un patrón de larga desconfianza hacia los demás. Casi siempre van a creer que los motivos de los otros son sospechosos o incluso, malévolos, por lo que no se suelen fiar

Adicción al trabajo

Adicción al trabajo: La historia de Daniel

Adicción al trabajo: La historia de Daniel Durante muchos años, Daniel ha sido esclavo de su trabajo, siempre enfocado en un mejor futuro, darle todo a su pareja y a sus hijos, viajar, disfrutar la vida. Su adicción al trabajo lo tiene sitiado. Por @AlondraValen, Team Psicovivir ¡Ya no tengo

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn