RELACIONES | Maltrato al hombre: Una realidad invisible

Probablemente en este momento un gesto de burla se ha dibujado en algunos rostros al leer el titular de este artículo. Y es que durante años hemos sido arropados por una cantidad de estigmas sociales profundamente dañinos. Lo cierto es que el maltrato no tiene género. Basta de normalizarlo, venga de donde venga.

Maltrato al hombre: Una realidad invisible

Por la Psic. Roxiannis Izquierdo, Team Psicovivir

Julio, 47 años, arquitecto. Tiene once años de casado. Dice que su esposa lo ama, pero tiene un carácter fuerte y por eso lo fustiga, le reclama, lo arrincona, lo critica, lo presiona psicológicamente y ahora, ella se atrevió a ir más allá: le cayó a bofetadas porque olvidó pasar por la panadería y traer insumos para la cena.

Julio es un hombre que sufre maltrato. Sí. Los hombres también son víctimas de este problema cultural y social. El miedo al ridículo, el temor a mostrarse débiles y vulnerables es parte de lo que hace que esta realidad esté allí, oculta y solapada, cuidando especialmente no dejar expuesto el ego de macho herido.

 El maltrato no tiene género

El maltrato es un patrón de conducta utilizado en cualquier relación para obtener o mantener el control sobre la pareja. Las Naciones Unidas lo describe como “todo acto físico, sexual, emocional, económico y psicológico que influya sobre otra persona, así como toda amenaza de cometer tales actos lo cual incluye cualquier comportamiento que asuste, intimide, aterrorice, manipule, dañe, humille, culpe, lesione o hiera a alguien”.

Cualquier persona puede ser victima de maltrato, esto independientemente de su edad, sexo, orientación sexual, raza, clase social, religión.

Durante años la mujer se ha convertido en un símbolo de opresión, esa es una realidad visible, ya que ciertamente la historia nos cuenta la evolución del papel de la mujer en la sociedad. Lo que nos hace voltear la mirada a quienes las oprimían, partiendo de conceptos erróneos con el fin de exaltar su virilidad. No pretendo seguir polarizando la humanidad con estos estereotipos, lo que sí pretendo es darle una mirada clara a la realidad.

La concepción del machismo se centró en exaltar la superioridad del hombre frente a la mujer, justificando el dominio sobre ellas, mostrándose agresivos e independientes y viendo a las mujeres como sumisas, dependientes y débiles. En ese sentido, los hombres adquirían una identidad, en el que no sé si por fortuna o desgracia han arrastrado un patrón de rigidez, represión y hostilidad hacia ellos mismos.

Entendiendo ese comportamiento social, ¿Puede un hombre estar siendo víctima de maltrato?

La respuesta es sí, ciertamente los roles han venido transformándose desde mediados del XX.

En la actualidad se ha confundido la equidad con superioridad, es casi imposible llegar a unas cifras exactas de maltrato hacia el hombre ya que, por temor a la crítica, vergüenza y por amenazas en las que muchas veces el sistema judicial termina parcializado, muy poco se visibiliza.

Perfil psicológico del hombre maltratado

Según reseña el portal informativo Europa Press, el hombre que sufre maltrato reúne ciertas señales emocionales que listo a continuación.

– Baja autoestima y poca validación de sí mismos.

– Buscan la aprobación de su pareja de forma habitual.

– Su pareja puede ser para ellos como una madre que castiga de forma «normal».

– Puede haber sufrido maltrato de pequeño o haberlo visto en la familia.

– El amor es entendido exclusivamente como sacrificarme por el otro.

– No sabe cómo salir de esa relación.

– Idealiza o sobrevalora a su pareja.

– Presenta síntomas de estrés, ansiedad, problemas somáticos como dolores de cabeza, de estómago.

– A menudo se distancian de sus amigos y familiares.

De diferentes maneras, el hombre puede ser objeto de maltrato, no solo psicológico sino físico.

– Eres tonto, ni siquiera sirves para nada: degradación.

– Ya no sabe qué le gusta hacer, ni comer, es supervisado en lo que come, en lo que hace: cosificación.

– ¡Vete de casa!, me voy a marchar con tus hijos y te vas a quedar solo, como sigas llegando tarde un día me vas a encontrar muerta: intimidación.

– ¿No pensarás ir al gimnasio? Tienes que quedarte en casa por si acaso, no puedo entender que no supieses que quería comprar hoy carne, no eres capaz ni de encargarte de eso: sobrecarga de responsabilidades.

– No vayas con esos de la oficina que sólo te traen problemas. Has llamado a tu hermana. ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Qué le has contado?: privación.

– Estás loco, ves lo que quieres, ese gasto lo habrás hecho tú pero como la cabeza no te funciona, has cambiado los cuchillos de sitio y podíamos habernos quedado sin comer el día entero, ¿cómo es posible?: distorsión de la realidad subjetiva.

– Ves, esto es lo que te mereces, yo no tengo la culpa, si no hubieses dicho esto, no estarías así ahora: estrategias defensivas.

– Bofetadas, empujones, arañazos, golpes, tirarle un objeto: Violencia física.

Psicoterapia: una solución viable y efectiva

Basta de normalizar el maltrato. La libertad de elección y el cuidado de nuestra integridad son sumamente valiosos. Reconocer cuando se nos está vulnerando es importante y marca el punto de partida de cualquier sanación emocional. Hombres y mujeres merecemos bienestar, amor y respeto, no maltratos.

¿Sientes que no logras identificar si estás pasando por esta situación? Te invito a hacer parte de nuestros foros donde podrás expresarte con libertad y de forma anónima. La terapia psicológica termina siendo oportuna para este tipo de situaciones. En Psicovivir Internacional estamos para ayudarte.

Sobre la autora: Psic. Roxiannis Izquierdo – Venezolana – @Hola_psico – Psicólogo mención Clínica, egresada de la Universidad Rafael Urdaneta. Actualmente radicada en Villavicencio – Colombia. Formada bajo corriente Cognitivo – Conductual. Con experiencia en tratamiento de Ansiedad – Depresión, Problemas de Pareja y Manejo del Duelo.

1 comentario en “RELACIONES | Maltrato al hombre: Una realidad invisible”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Artículos

Risoterapia y depresión: ¿un recurso efectivo para este trastorno?

#EspecialDepresión| Risoterapia y depresión: ¿un recurso efectivo para este trastorno? Parece impensable que una acción tan humana y accesible pueda dar a nuestra vida tantos beneficios. Acompáñame a descubrir el alcance de la risoterapia como terapia anti depresiva. Por la Psic. Roxiannis Izquierdo, #TeamPsicovivir ¿Será posible sacarle provecho a un

Terapias y depresión: Riesgos de abandonar el tratamiento

#EspecialDepresión | Terapias y depresión: Riesgos de abandonar el tratamiento Si tratar la depresión de por sí es retador y complejo, más aún lo es interrumpir los avances que el paciente haya logrado por resistirse a acudir a la consulta y negarse a continuar su tratamiento. Continuar las terapias es

Suicidio: el rostro más drástico de la depresión

#EspecialDepresión | Suicidio: el rostro más drástico de la depresión Cuando el sufrimiento es profundo, muchas personas sólo logran pensar en la muerte como una forma de liberación, la única salida ante su dolor. Revisemos algunos conceptos y creencias que rodean el tema del suicidio tan vinculado a la depresión.

Cuando la depresión llega a través de otras enfermedades.

#EspecialDepresión | Cuando la depresión llega a través de otras enfermedades. Habitualmente se habla de la depresión como una enfermedad mental por sí misma, aislada de otras patologías. ¿Qué ocurre cuando este trastorno se desarrolla producto de otra enfermedad preexistente? Por la Psic. Jessica Silvera, #TeamPsicovivir La depresión siempre ha

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn