ESPECIAL | Sobre Manzanero, el bolero y las emociones: la eternidad del ser

La mañana del 28 de diciembre del 2020 se recordará como la fecha en la que el genio de la composición, Armando Manzanero, trascendió a otro plano, dejando tras de sí más de cuatrocientas canciones que le cantan al amor, mediante una base armónica conocida como bolero y que, más que un género musical, es un rasgo de identidad latinoamericano que le hace espejo al amor y al desamor.

Sobre Manzanero, el bolero y las emociones: la eternidad del ser

Por @KeilaCaridad – Grupo Editor Psicovivir News

Armando Manzanero Canché, nacido en Mérida, Yucatán, el  7 de diciembre de 1934 fue uno de los compositores y cantantes más prolíficos de México. Sus numerosas composiciones no solo hallaron eco en su propia voz. Desde Elvis Presley hasta Frank Sinatra, pasando por numerosos cantantes de gran renombre y de distintas nacionalidades, se dejaron seducir por las letras románticas de ese pequeño gigante que supo dibujar el amor a través del pentagrama.

Nadie puede dudar que Manzanero creía en el amor. Se casó cinco veces, evidencia de que más de una vez estuvo enamorado ¡Y despechado! dos ingredientes clave en el coctel temático de los boleros, el género musical del que fue uno de los máximos exponentes.

Entre sus letras más famosas nos conectamos directamente y “sin hacer más comentarios”  a Somos novios, Esta tarde vi llover, Contigo aprendí, Adoro, Por debajo de la mesa y Nada personal, estas últimas dos canciones de data más reciente.

Su deceso eclipsó las redes sociales y desde todas partes del orbe se expresaron lamentaciones, tristeza y sobre todo mucha gratitud por haber contribuido de manera magistral al imaginario popular latinoamericano, a través de la música romántica, siendo el bolero su más cercano cómplice.

El bolero y la identidad

Partamos del principio. Según reseña la investigadora Evangelina Tapia Tovar en Música e identidad latinoamericana: el caso del bolero, se trata de “un género de la música popular de origen Cubano; sus cantantes y compositores han tenido un estrecho vínculo con el pueblo y sus tradiciones. En sus inicios muchos de estos creadores populares carecían de formación académica, por lo que sus composiciones las transmitían oralmente, en vez de escribirlas, expresando en ellas sus ideales estéticos sobre el amor, la mujer o los sentimientos patrióticos”.

Refiere que la creación musical acompaña el desarrollo de los diferentes grupos humanos, aunque en algunos se desarrolla más que en otros, “la música es una capacidad común a la especie y se incrementa de acuerdo a la cultura en la que el hombre nace y se convierte entonces en símbolo de identidad social”.

Tapia Tovar califica el bolero como “el más popular de los lenguajes románticos de Hispanoamérica, y el más romántico de sus lenguajes populares, tiene más de un siglo de vida; ha estado al servicio del amor desde finales del siglo XIX, alimentando lo más humano de nosotros: los sentimientos”.

El bolero que hoy conocemos, desde sus orígenes fue “el resultado de varios géneros: de la contradanza hereda la percusión; de la habanera, el canto; del danzón, el estilo de baile abrazado, casi sin moverse de su sitio; de la música de Yucatán, el rayado rítmico de la guitarra prima y el respaldo tonal de la segunda que rasgueaba, y finalmente, la influencia del bolero español, que aunque algunos consideran que solo le da el nombre, otros sí le encuentran semejanza en el ritmo.”

Para el catedrático musical venezolano, Gabriel Vivas, a pesar de la partida del maestro Manzanero, el bolero se mantendrá vivo “las baladas que sonaron o que todavía suenan en la radio como música popular son boleros arreglados, modernizados. Son medios boleros-baladas y se van a mantener vigentes siempre porque todo el mundo se despecha y el despecho definitivamente vende”.

Para Vivas “el principal canal de difusión del bolero fue el cine mexicano, el cine latinoamericano, el cine en blanco y negro que popularizó muchas canciones de ellos y no solamente es el bolero cubano que es el bolero típico o el arquetipo. También está el bolero ranchero mexicano que cantaron Jorge Negrete, Pedro Infante y Javier Solís, hasta el cansancio”.

Señala que más allá de la estructura armónica «el bolero es bolero más que todo por la letra, por el mensaje de amor que transmite, ya sea porque si nos dejan nos vamos a querer toda la vida o por aquello de me cansé de rogarle, me cansé de decirle que sin ella de pena muero, en fin, la cuestión es que el bolero, más que musicalmente hablando, a la gente le importa por sus letras».

Estructura Armónica del Bolero – Por Gabriel Vivas – Parte 01

Estructura Armónica del Bolero – Por Gabriel Vivas – Parte 02

Aunque la mayoría de los compositores de boleros son hombres, destaca la pluma de Consuelo Velázquez, hay que reconocerlo.

“El bolero se parece mucho al son o al danzón. Tiene que tener percusión, a juro, o un piano muy bien tocado que pueda suplir la ausencia de percusión”.

Gabriel Vivas confiesa “Hay un disco que marcó mi influencia del bolero por completo. El de Soledad Bravo, año 1981 y curiosamente el productor es un catalán. ¡Dios mío, cómo toca ese disco! Solo es bajo, percusión y piano, y claro, la voz de Soledad Bravo. Con esos elementos hicieron un álbum de boleros enorme. Ese estilo es el que yo adopté prácticamente en mis manos”.

Casi todos los boleros se montan y se escriben sobre una base armónica bastante sencilla.

Señala que Armando Manzanero usó casi la misma base armónica, por lo menos en tres boleros “Yo que soy pianista me doy cuenta de que casi todos los boleros están montados sobre la misma progresión armónica. Creo que se toma muy en cuenta crear boleros sobre algo con lo que te puedas identificar y que el público se pueda identificar, que guste fácilmente”.

La emocionalidad de los boleros

En entrevista reciente con la psicóloga Arianna Servigna, del Team Psicovivir, resaltó la gran incidencia de la música sobre nuestras emociones “la gran mayoría ha sido sacudida emocionalmente alguna vez por una o varias notas musicales, ya sea de manera positiva o negativa”.

La especialista refirió que “si bien es cierto, cuando hablamos de música y emociones no podemos relacionarlas únicamente a la alegría y al bienestar que esta nos pueda producir, nuestras emociones son varias y su impacto tiene alcance en cada una de ellas”.

Expuso que de la misma manera que podemos escuchar una música que nos conecte con la alegría y nos impulse a evocar recuerdos de épocas, momentos, lugares o personas que nos han causado felicidad,  también hay música que nos transporta a la tristeza, a la nostalgia, a la melancolía, muchas veces a la rabia e incluso al miedo.

En palabras de la agrupación Café Quijano “El bolero no deja de cantar al amor y al desamor, pero de una forma intensa. La lírica del bolero suele estar cargada de metáfora; en algunos casos, con cierta grandilocuencia, y en otros, desde algo más simple, pero siempre con gran riqueza. Todo eso hace que se dirija a nuestra intimidad, pues nos calma, tranquiliza y envuelve; crea unos estados anímicos con bajada de pulsación”.

Y justamente en esta mezcla de sentimientos el bolero entra como un Dios coronando el amor y el desamor en cada una de sus letras, hilando despechos, tejiendo desencuentros, elogiando la belleza del sentir pasional y creando un torbellino emocional en quienes se dejan seducir por este género musical que invita al baile pegado, al diálogo íntimo, al efluvio melancólico, al ser eternizado en esos compases de los que Armando Manzanero era un hacedor brillante.

Hasta siempre, maestro.

3 comentarios en “ESPECIAL | Sobre Manzanero, el bolero y las emociones: la eternidad del ser”

  1. Me gusto mucho el articulo, todo lo que describen de manzanero y sobre los boleros. Leído desde la A hasta la Z.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Artículos

depresión

Depresión a partir de una ruptura amorosa

#EspecialDepresión | Depresión a partir de una ruptura amorosa Más allá de la tristeza: descubre en este artículo las fases emocionales que se detonan tras el quiebre de una relación sentimental y cuándo se enciende el alerta por presencia de rasgos depresivos. Por la Psic. Vanessa Villafuerte, #TeamPsicovivir Muchas veces

depresión

Atiendo a un familiar que sufre depresión

#EspecialDepresión | Atiendo a un familiar que sufre depresión Angustia, rabia, tristeza e incluso rechazo son algunas de las emociones que puede sufrir quien cuide a una persona que sufre depresión. ¿Cómo sobrellevar esta labor? Por la Psic. María Fernanda Bolívar, #TeamPsicovivir ¿Sabías que el entorno social y familiar de

Depresión: ¿Causa o consecuencia de una adicción?

#EspecialDepresión | Depresión: ¿Causa o consecuencia de una adicción?  El trastorno depresivo y las adicciones se han convertido en un problema de salud pública, perfilándose como unos de los principales detonantes en el deterioro de la calidad de vida de las personas.  Por la Psic. Alba García, #TeamPsicovivir Muchas son

La ansiedad laboral riñe con la felicidad personal. ¡Combátela!

#EspecialAnsiedad | Ansiedad laboral riñe con felicidad personal. ¡Combátela! Se sabe que en los ambientes de trabajo hay presencia de múltiples estresores. Por un lado, la responsabilidad por el cargo hasta la interacción con superiores y pares. En este reportaje te brindamos recomendaciones psicológicas para frenar la ansiedad laboral y

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn