Depresión tras el divorcio: 6 recomendaciones para superarla

Depresión tras el divorcio: 6 recomendaciones para superarla

El matrimonio es una experiencia que puede ser extremadamente gratificante. Sin embargo, las relaciones de pareja también son complejas. Es probable que las cosas no funcionen y la relación finalmente termine en divorcio.

La psicóloga Alenney Rivas plantea que, en muchas ocasiones, esta ruptura ocasiona cuadros depresivos en alguno de los miembros de la pareja, y hasta en ambos.

Por @AlondraValen – Asistente de Redacción

Antes de entrar a valorar las posibles reacciones afectivas que pueden surgir tras sufrir una ruptura amorosa en relaciones formales, cabe destacar, en primer lugar, de qué estamos hablando cuando nos referimos a una depresión.

Esto es necesario dado que a menudo se toma por depresión, las reacciones normativas o incluso estados de ánimo en que abunda la tristeza, pero que no cumplen los criterios para llegar a ser una verdadera depresión.

Para ampliar este punto, conversamos con la especialista en psicología de Psicovivir Internacional, Alenney Rivas.

¿Qué se debe hacer ante una depresión por divorcio?

La depresión tras el divorcio no se supera en un día, una cosa es un duelo por separación y otra cuando ese duelo se convierte en depresión. Es fundamental respetar tus tiempos y saber identificar qué estás sintiendo. No hay unos tiempos adecuados establecidos; cada persona tiene sus circunstancias y debe ir marcando sus tiempos para superar el dolor por una separación.

¿Cómo abordar el divorcio cuando hay hijos de por medio?

En caso de que el matrimonio contase con hijos dentro del núcleo familiar, es primordial mantener a los niños ajenos a los conflictos y las discusiones de los adultos, ya que no solo se les antepone en una situación de culpabilidad, sino que también pueden sentir que deben elegir a qué bando pertenecer.

Lo ideal es que cuando hay hijos, se debe comunicar el divorcio de la forma más asertiva posible, desde el amor, explicándole que el hecho de que sus padres no estén juntos no significa que dejarán de estar en todo momento para ellos.

Síntomas de la depresión tras el divorcio o ruptura amorosa

  • No poder dormir o dormir más de lo normal.
  • Comer en exceso o falta de apetito.
  • Fatiga excesiva.
  • Dolores extraños e inusuales.
  • Consumo excesivo de alcohol o drogas.
  • Dificultad de concentración.
  • Pensamientos negativos persistentes.
  • Irritabilidad o enfado.
  • Ansiedad o inquietud.
  • Sentimiento de culpa o inutilidad.
  • Pesimismo o indiferencia.
  • Pérdida de interés en actividades que antes resultaban muy gratificantes para la persona.
  • Pensamientos recurrentes de muerte.
  • Pensamientos suicidas (ayuda profesional inmediata).

depresion tras divorcio
“Durante este proceso, la persona debería contactar con un especialista si experimenta al menos 4 de los síntomas anteriores en el día a día durante un periodo prolongado de tiempo».

 Algunas sugerencias que te pueden ayudar a hacer ese proceso más llevadero

  • No te compares con otras personas que han pasado por lo mismo que tú. Recuerda que cada situación es diferente y cada persona es diferente. Además, la misma situación no nos afecta a todos por igual.
  • No te aísles o vivas solo estas dificultades. Apóyate en tus familiares o amigos, pero debes escoger aquellas personas de tu entorno que tengan buenas habilidades de escucha y que puedan respetar tus sentimientos y constituir una red de apoyo para ti.
  • Cuida tu salud física. Come de forma sana, realiza el ejercicio físico que puedas e intenta dormir lo suficiente para mantener buenos niveles de estrés y depresión.
  • Planifica la realización de actividades donde conectes con el disfrute. Intenta hacer cosas que en el pasado te resultaban muy gratificantes, aunque haya tristeza o depresión debes cumplir ese plan. No se trata de esperar a estar bien para hacer cosas, sino de hacer cosas para empezar a estar bien.
  • Permítete reconocer tus emociones (enfado, culpa, tristeza, soledad, etc.) y siéntelas. La forma de liberarte de tus emociones es reconocer, aceptar lo que estás sintiendo y permitir sentirlas.

6 recomendaciones psicológicas para sobrellevar la depresión tras el divorcio

1.- Acude a terapia psicológica. En ocasiones, puede ser complejo superar el divorcio, especialmente en los casos en los que existen disputas legales o hay niños por medio. En estas situaciones, la ayuda de un profesional de la psicología es determinante para recuperar de nuevo el equilibrio emocional.

El divorcio puede ser una experiencia altamente estresante, algunos expertos hablan de un “trauma post divorcio” debido a la agudeza y la alta intensidad de las reacciones emocionales que la persona experimenta tras la separación.

2.- Sal de la cama y realiza actividades que te brinden unos minutos de alegría. Uno de los síntomas importantes de la depresión es la incapacidad para disfrutar plenamente de las actividades comunes, lo que lleva a la persona a la inactividad y a retroalimentar la sensación de tristeza, por tanto el hacer actividades agradables te ayudará a mejorar y a alcanzar cierta satisfacción y mejorará tu estado de ánimo.

3.- Sé tolerante contigo mismo. Ten en cuenta que el sentirte deprimido no es tu culpa, por lo que no debes condenarte por ello. Centra tu atención en los logros que vas haciendo en el día a día y prémiate por ellos.

4.- Aprovecha el divorcio para crecer. Aprovecha esta oportunidad para centrarte en ti, pues ahora tendrás más tiempo para ello. El hecho de sentirte mal puede permitirte empoderarte frente a la vida si sabes canalizar el dolor y gestionar tus emociones negativas.

5.- Expresa tus emociones. Las emociones forman parte de nuestra naturaleza humana y nos ayudan a interpretar las situaciones. Sentir rabia, cólera, tristeza, entusiasmo, impaciencia etc, es del todo normal y por tanto comunicarlas forma parte de la gestión de las mismas.

6.- No te entregues a la autocompasión. Posiblemente estés en un momento en el que no dejas de darle vueltas a la cabeza preguntándote porque te pasa esto a ti.

Con ello, lo único que consigues es retroalimentar tu depresión generando más pensamientos negativos y predicciones pesimistas sobre el futuro, lo que hará que cada vez tengas menos percepción de control sobre la situación.

¿Qué puedes hacer si conoces a una persona que pasa por esta situación?

  • Antes de dar un paso adelante, lo primordial es preguntar a esa persona si necesita ayuda o compañía.
  • No basta con escuchar sino que hay que hacerlo de la manera más adecuada desde la asertividad sin juicios ni opiniones. Acompañar a esa persona sin prisas, tranquilamente, aportar tiempo de calidad. Además, hay que dejar que esa persona se exprese con total libertad y comodidad, de necesitarlo.
  • Sea como sea, es momento para acompañar y apoyar. A veces solo necesitan sentirse escuchados, atendidos y comprendidos. Un espacio seguro que les dé un poquito de paz en medio del caos. Evita a toda costa los sermones y todo tipo de frases hechas que en realidad no aportan nada positivo.
  • Conviene que la persona que está atravesando el proceso de divorcio no concentre todas sus energías en ese hecho. Ayudarle a encontrarse, buscar actividades para realizar juntos y para que ponga el foco en otras cuestiones durante unas horas o días, puede convertirse en una inyección extra de energía.
  • Si estás atravesando un divorcio y sientes que no puedes más, recuerda que eso no representa el fin, te espero en consulta.

Una recomendación adicional importante podría ser el acompañamiento. Un divorcio muchas veces puede verse como un fracaso aún cuando esta decisión sea la más sana y saludable.

En este caso, es importante sentirse apoyado y contenido ya que podrían salir a flote inseguridades personales que sean un impedimento a la hora de rehacer su vida.

Un final representa siempre una oportunidad de crecimiento aun cuando no lo podamos ver por el inmenso dolor que acompaña la depresión tras el divorcio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Artículos

miedos aprendidos

Miedos aprendidos: cómo lidiar con el temor que otros nos inoculan

Miedos aprendidos: cómo lidiar con el temor que otros nos inoculan El miedo es una de las emociones básicas más poderosas que existe. Nos alerta ante situaciones potencialmente peligrosas, activando una respuesta adaptativa. Por tanto, es fundamental para mantenernos a salvo. En este artículo exploramos el origen de los miedos

ataque verbal

¿Cómo responder ante ataques verbales?

¿Cómo responder ante ataques verbales? Decidir cómo responder cuando te atacan verbalmente puede marcar la diferencia entre una discusión constructiva y un conflicto con repercusiones insospechadas. ¿Qué hacer? ¿Qué decir? ¿Es mejor callar o responder? Los psicólogos coinciden: cuando te atacan verbalmente necesitas defenderte. Por @KeilaCaridad – Jefa de Redacción

agotamiento emocional

¿Eres presa del agotamiento emocional? ¡Descúbrelo!

¿Eres presa del agotamiento emocional? ¡Descúbrelo! Aunque el agotamiento emocional se experimenta como cansancio mental, suele estar acompañado de una gran fatiga física. Cuando sobreviene hay una sensación de pesadez, de imposibilidad de seguir adelante. Se cae entonces en una inercia de la que es difícil salir. Por @AlondraValen –

Vaginismo

Vaginismo: implicaciones psicológicas de esta dolencia sexual

Vaginismo: implicaciones psicológicas de esta dolencia sexual Para muchas mujeres la sexualidad se relaciona con dolor y sufrimiento, convirtiéndose en un motivo de preocupación y zozobra permanente. El vaginismo es una de las causas más frecuentes de irregularidad en la vida sexual de las parejas. Entérate sobre los aspectos psicológicos

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Categorías Psicovivir News