COVID19 | Vacuna psicológica contra la incertidumbre por coronavirus

Si ya era impensable pasar un año completo en cuarentena, con distanciamiento social y la amenaza latente de contagio, la ansiedad y el estrés disparan las alarmas emocionales ante un segundo año en confinamiento y una nueva cepa de Covid que hace retroceder hacia medidas estrictas de circulación interna y entre los diferentes países.

Vacuna psicológica contra la incertidumbre por coronavirus

Por @KeilaCaridad – 17/01/2021

La pandemia por coronavirus parece no dar tregua. Como si fuera poco la orden de retornar a cuarentena que  ya está siendo aplicada en países de Europa y de América, el plan de vacunación se ha visto opacado por presuntos efectos secundarios que, en algunos casos, ha llegado a consecuencias mortales.

Ante este panorama de incertidumbre y creciente ansiedad colectiva, decidimos abordar a la psicóloga del Team Psicovivir, María Luisa Cuenca, para establecer un muro de contención emocional que sirva de guía individual, familiar y colectiva para mantener en la mejor armonía posible la salud mental, notablemente afectada desde que comenzó a expandirse el llamado virus chino.

2020: cuando le vimos de cerca el rostro a la muerte

Para Cuenca, durante el 2020 “el coronavirus fue todo un factor de estrés para la población mundial. Nunca nadie imagino vivir confiando, bajo la incertidumbre de no saber de dónde venía este virus, que tipo de amenaza representaba para nosotros e incluso fue visto como un factor limitante pero también de pérdidas en muchos aspectos”.

Desde lo económico y social hasta lo familiar y personal; el Covid nos mostró la cara más cercana de la muerte.

La especialista refiere que el confinamiento es uno de tantos elementos que desencadenan un sinfín de respuestas emocionales y físicas que nos llevan a cambiar la manera en la que percibimos la vida y las actividades de la vida diaria.

“No poder salir a la calle denota actitudes pasivo agresivas ante la idea de no poder salir “ya que puedes contagiarte”; “no compartas con tu familia, ya que también puedes contagiarte o contagiarles” y de allí se desprende no poder confrontar y brindar tu opinión y perspectiva de cómo te sientes ante esto nuevo que se está viviendo”.

Señala que ahora la manera de ver la pandemia cambió: “Va más allá de cómo los gobiernos muestran la peligrosidad de no cumplir las medidas de bioseguridad  y la vulnerabilidad psicológica que cada quien pueda tener”.

El anuncio de que ya existen vacunas y que estas están siendo aplicadas en algunos países europeos y americanos, lejos de convertirse en una noticia completamente positiva, se presenta como otro factor estresor debido a que la efectividad de algunas de estas vacunas ha estado cuestionada.

La psicóloga manifiesta que las vacunas y los diferentes protocolos de ensayo y error marcan el punto de partida ante las opciones curativas que se puedan estar presentando en el mundo entero.

“De allí que parte del sentir de la población va desde el miedo cargado de desconfianza y alegría cargada de incertidumbre”.

Expresa que “muchos hablarán de factores lucrativos que trae consigo la posibilidad de una cura por medio de la vacuna; por otro lado habrá quienes la miren como una posibilidad de salir adelante y en otro conglomerado será vista como una alternativa de prueba que facilite la vía para llegar a una solución real”.

En todo caso, la incertidumbre raya en niveles muy altos y lo evidenciamos en conversaciones familiares a través de chats, en millones de manifestaciones plasmadas en las redes sociales que dan cuenta del estrés y la ansiedad colectiva.

¿Con qué nos quedamos? ¿Con qué contamos para batallar la incertidumbre?

María Luisa Cuenca, especialista en psicología clínica, apuesta a una vacuna psicológica que sirva para atajar las crisis emocionales propias de situaciones tan estresantes como la pandemia y sus múltiples consecuencias directas en la vida de las personas.

Inmunízate en 4 pasos ante la ansiedad por coronavirus

  1. ¡Cuídate! Este factor es fundamental para sentirse en mayor resguardo. El primer método de cuidado viene de nosotros, es decir no solo debemos esperar que una vacuna prevenga una enfermedad. ¡Sentido común, por favor!
  2. ¡Organízate! No dejes que tu vida sea 100 % dirigida por la dinámica impuesta ante la pandemia. Haz lo posible por mantener tus planes y tus metas, aunque hayan variado, mantente lo más centrado posible en tus actividades.
  3. ¡Infórmate! Mientras más información manejes ¡y de buenas fuentes! mejor para ti. Así podrás tomar mejores decisiones en cuanto a qué hacer y qué no hacer mientras dure la pandemia, incluyendo la decisión de recibir o no la vacuna.
  4. ¡Sal de la caja! Explora diferentes alternativas como una posibilidad de retomar la vida y salir adelante, abandonando la queja constante y activando el pensamiento racional.

Aprovecha esta vacuna psicológica que no es más que la mayor certidumbre posible sobre los hechos y las situaciones, partiendo de tus propios recursos de control, para no ser uno más en la masa crítica sino una persona capaz de auto regularse y de protegerse sin necesidad de que te “arreen”. A fin de cuentas quien primero debe velar por tu salud mental eres tú mismo.

2 comentarios en “COVID19 | Vacuna psicológica contra la incertidumbre por coronavirus”

  1. Beatriz Damas

    Siempre leo Alberto Barradas incluso, siento que el escribe en sus redes cosas de las que yo quisiera gritarle al mundo.
    Vivo en Venezuela y espero la visa de Chile para salir, mis hijas y nietas viven allí.
    Estoy sola y en verdad a veces entra el pánico gracias por estás palabras de aliento son un grupo maravilloso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Artículos

Pánico

Trastorno de pánico: causas, síntomas y cómo evitarlo

Trastorno de pánico: causas, síntomas y cómo evitarlo   Los ataques de pánico pueden ocurrir en cualquier momento, en cualquier lugar y sin previo aviso. La persona puede tener miedo de otra crisis y evitar los lugares en los que sufrió un ataque anteriormente. Entrevistamos a la Psic. María Daniela Vivas

Comerse las uñas

Comerse las uñas: ¿Por qué algunas personas lo hacen?

Comerse las uñas: ¿Por qué algunas personas lo hacen? Quizás no te has dado cuenta cuándo ni por qué te muerdes las uñas. Puedes hacer un pequeño análisis. ¿Ocurre en los momentos en que no haces ninguna actividad o tienes las manos libres? ¿Tal vez antes de un examen, cuando

madre

Madres al borde del colapso: la factura psicológica de la pandemia

Madres al borde del colapso: la factura psicológica de la pandemia  Fusionar en un mismo espacio varios roles, sin dudas, ha trastocado la emocionalidad de muchas mujeres con hijos y responsabilidades laborales. Aquí te cuento mi propia historia, esa que habla sobre el desafío físico y psicológico de ser madres,

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn