¿Cómo lo llevo a terapia?

¿Cómo lo llevo a terapia?

Un dilema de muchos familiares y cuidadores. Ir al psicólogo resulta una decisión. Hoy en día se escuchan afirmaciones como: “el psicólogo es para locos”, “no necesito ayuda”, “yo estoy bien. Sin embargo, como familiares, amigos o parejas, solemos ver a nuestros seres queridos en situaciones donde realmente la primera opción es la terapia. ¿Qué podemos hacer?

Por la Psic. Lili Martínez, #TeamPsicovivir

Primero que nada ¿Qué es la terapia? Repasemos la definición de la Asociación Americana de Psicología (APA).

La psicoterapia o terapia psicológica se puede definir como un “tratamiento de colaboración entre un individuo y un psicólogo” donde el especialista utiliza “procedimientos científicamente validados para ayudar a las personas a desarrollar hábitos más saludables y más efectivos”.

Entonces, la terapia es un tratamiento psicológico para abordar diversos procesos de salud mental que pueden o no realizarse en combinación con un tratamiento farmacológico.

Por lo tanto, la terapia psicológica es de gran ayuda para tratamientos específicos, así como para aprender nuevas habilidades, modificar pensamientos, conductas y comportamientos.

Entonces, ¿Cómo le digo a esa persona cercana que vaya terapia?


Irremediablemente, el individuo debe estar en voluntad y compromiso de querer asistir y mantener el tratamiento. Ya que, la constancia, compromiso y disposición son parte clave del proceso de terapia.

Una vez analizado esto, lo mejor es tener conciencia de lo que representa la terapia y comunicarlo con palabras sencillas a tu familiar.

Buscar a profesionales  de la psicología para brindar opciones, revisando sus contactos y trayectoria.

Mostrar la necesidad que identificas, sin miedo, ni conflicto.

Muéstrale a tu familiar por que consideras importante que acuda a la terapia, desde la empatía, asertividad y amor.


Terapia
Dale el espacio para su decisión: que la persona diga de inmediato que no, no puede ser una limitante. Permítele aceptar su situación y tomar la decisión.


Infórmate sobre los síntomas que observas: esto jamás será un diagnostico, pero podrá ser una ventana a la hora de hablar con un especialista o mostrar a tu familiar lo que ves.

Acompáñalo: que no piense de la misma manera que tú, no puede implicar una barrera.

Por lo general los familiares suelen molestarse, al ver que no aceptan la ayuda. Y pareciera fácil, pero muchas veces no lo es. Así que acompáñalo en su proceso.

Deja la ventana abierta: permítele poder expresarse y comunicarse contigo cada vez que pueda. Se una ventana, no una barrera.

La opción de terapia familiar puede ser viable par acompañar a quien lo necesita a dar el primer paso.

Muéstrale que:

1.- Al acudir podrá identificar lo que le pasa, sus emociones, pensamientos, comportamiento.
2.-  Una vez identificados los síntomas, trabajará en ellos con la finalidad de ir disminuyéndolos.
3.-  Se reforzará el autoconcepto, creencias, actitudes, metas, comunicación, desarrollo, autoestima, toma de decisiones.
4.-  Sentirá control, alivio y estabilidad.


¿Y si es mi pareja la que no quiere asistir a terapia?

En caso de que sea tu pareja quien necesita terapia psicológica, en algunos casos se pueden presentar inconvenientes a la hora de “no sentirse escuchado”, enfrentando a su vez conflictos, perdida del deseo sexual, falta de comunicación y desarmonía.

No permitas que esto sucede, recuerda que tu pareja está pasando por un proceso en el que la aceptación y reconocimiento es fundamental. Acompaña desde la objetividad y cercanía; no desde el control.

Desesperación Vs. Apoyo

Al ver a un ser querido estar pasando por una situación difícil, queremos hacer todo. Y en ese todo podemos caer en la “desesperación” por ayudar. Es allí, donde podemos volvernos molestos, insistentes, conflictivos.

Apoyar a alguien para que asista a terapia no representa obligar, presionar o señalar.

No te creas dueño de la verdad ante una situación como esta. Es importante enfocar el apoyo emocional desde la empatía, comunicación y el acompañamiento. Permítete estar y guiar sin presionar, de esta manera podrás ser escuchado asertivamente.

Acude a asesoría de un profesional

Una vez identifiques los aspectos y rasgos observables por lo cual consideras que una persona necesita terapia, puedes asesorarte con un especialista.

Que tú inicies un proceso terapéutico, también ayudará a entender al otro y fomentar el apoyo correspondiente en el proceso.

La salud mental es fundamental para nuestra vida diaria. Atravesar por un proceso, trastorno, conflicto, dificultad mental o emocional, puede resultar más complejo de lo que parece.

Con tu apoyo, la decisión de tu familiar y el seguimiento de de un profesional se verán los resultados progresivos. Acude a terapia, en Psicovivir Internacional cuentas con nosotros.

Sobre la autora: Lili Martínez – Venezolana – @psicologiadelili

Licenciada en Psicología, graduada en la Universidad Yacambú. Con amplia trayectoria profesional, académica y gremial, sobresaliendo en el ámbito clínico y organizacional. Actualmente se desempeña como Gerente General en Psicovivir Internacional. Maneja atención terapéutica efectiva a nivel individual, familiar y de pareja con trastornos del estado de ánimo, ansiedad, depresión, trastornos de la personalidad, desorden conductual, aspectos comunicacionales, fobias, autoestima y desarrollo personal.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Artículos

La edad en las mujeres

La presión de la edad en las mujeres ¿Se te está pasando el tren?

La presión de la edad en las mujeres ¿Se te está pasando el tren? Vivimos en una sociedad en la cual, por más que intentemos taparlo, las mujeres seguimos siendo vistas con el único objeto de ser esposas y madres. Lo cierto es que el tiempo y las experiencias que

tRASTORNO PARANOIDE DE LA PERSONALIDAD

Sentir desconfianza extrema: Trastorno paranoide de la personalidad

Sentir desconfianza extrema: Trastorno paranoide de la personalidad Las personas con trastorno de personalidad paranoide se caracterizan por tener un patrón de larga desconfianza hacia los demás. Casi siempre van a creer que los motivos de los otros son sospechosos o incluso, malévolos, por lo que no se suelen fiar

Adicción al trabajo

Adicción al trabajo: La historia de Daniel

Adicción al trabajo: La historia de Daniel Durante muchos años, Daniel ha sido esclavo de su trabajo, siempre enfocado en un mejor futuro, darle todo a su pareja y a sus hijos, viajar, disfrutar la vida. Su adicción al trabajo lo tiene sitiado. Por @AlondraValen, Team Psicovivir ¡Ya no tengo

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn