ADOLESCENTES | Once formas de ayudar a tu hijo adolescente a curar su corazón roto

Proponerle realizar alguna actividad o viaje juntos puede ser una buena manera de evitar que se obsesione con el tema o entre en una espiral de lamentaciones. ​Evitemos los juicios de valor sobre su ex o los motivos de la ruptura así como dar consejos que no han sido solicitados.

Once formas de ayudar a tu hijo adolescente a curar su corazón roto

Por NANI F. CORES  – Vía 20minutos.es

Una ruptura de pareja no es plato de buen gusto para nadie pero cuando se vive por primera vez, la huella que deja en un joven suele ser todavía más dolorosa. ¿Cómo se puede apoyar a un hijo para superar la pérdida del primer amor? ¿Es posible llegar a convencerle de que logrará pasar página y que lo que le ha ocurrido es solo un paso en el camino para encontrar el amor verdadero? Los especialistas en adolescencia no solo confirman que es posible ayudarles a aliviar ese trance sino que la propia ruptura puede suponer un aprendizaje importante para identificar lo que esperan realmente de una relación de pareja. Estos son algunos de los consejos que recomiendan llevar a cabo:

Dejar que pase su duelo

Por mucho que nos aflija o impacte ver a nuestro hijo pasando un mal momento hay que dejar que afronte la realidad, que exprese su dolor, que llore y se libere de las tensiones.

Empatizar

Hacer el ejercicio de recordar nuestro primer desamor nos ayudará, por un lado, a empatizar más con nuestros hijos, sensibilizarnos con su situación e, incluso, a compartirlo con él para que vea que hemos pasado, si no por una situación idéntica sí por sentimientos parecidos, y que pudimos superarlo.

Tomarlo en serio

Como padres no podemos restar importancia a la situación ni minimizar lo que nuestro hijo está pasando. Hay que evitar por todos los medios frases hechas como “no te preocupes, esto se pasará pronto”. Al contrario, hay que hacerle notar que le comprendemos y nos tomamos en serio el drama que está viviendo.

Hacer escucha activa

En momentos así cuando se manifestará si realmente ha sido efectivo el trabajo de comunicación y confianza que llevamos años desarrollando con ellos. Es importante que nuestro hijo sienta que puede contar con nosotros para desahogarse, para expresar lo que siente e, incluso, para llorar pero también que respetemos su derecho a no hacerlo si así lo prefiere. No le presionemos y dejemos que sea él quien escoja el momento adecuado para contarnos.

No pensar en nosotros, pensar en él

Aunque ver a nuestro hijo triste y alicaído sea doloroso, hay que concentrarse en sus sentimientos y no en las emociones que nos causa esta situación a nosotros. Evitemos también los juicios de valor sobre su ex o los motivos de la ruptura o dar consejos que no han sido solicitados. No estamos para juzgar solo para acompañar. Ayúdale a comprender también que las cosas, por mas que uno desee que salgan bien, no siempre suceden como uno quisiera.

Ayudarle a distraerse

Uno de los remedios mas efectivos para ayudarle a mejorar es proponerle hacer actividades juntos: un viaje de fin de semana, salir de paseo, ir de compras… Cualquier cosa que le ayude a tener la mente ocupada. Evitaremos pensamientos obsesivos, que se lamente en bucle o, incluso, que caiga en una depresión.

Animarle a crear nuevos círculos

Otra alternativa o complemento al punto anterior es el de animarle a hacer cosas nuevas y en compañía de nuevas personas gracias a las cuales podrá ampliar su círculo de relaciones sociales: gimnasio, grupo musical, clases de pintura, club de lectura…

Alejarle de los malos pensamientos

Evitar que entre en bucle y que la separación se convierta en el único tema sobre el que giren todas las conversaciones. Por supuesto, debe desahogarse pero a la vez hacer el ejercicio distraerse con otras cosas.

Darle su espacio

No debemos atosigarle demasiado, él mismo debe marcar sus ritmos y decidir cuándo quiere quedarse solo para reflexionar y pensar sin intromisiones.

Reducir la exposición a su ex

Debemos hacerle comprender que, al menos durante un tiempo y mientras se sienta más vulnerable, debería evitar todo tipo de contacto con su ex. Tomar distancia es básico para la recuperación. Ni ir a los sitios que frecuentaban, ni contactar por teléfono y, muchos menos, espiar sus perfiles en redes sociales.

Darle tiempo

Para que se recomponga. Por suerte le podemos acompañar en este duro momento pero el duelo es algo que debe experimentar por sí mismo. Esto, sin embargo, le servirá también como experiencia para crecer como persona y aprender a enfrentarse a situaciones adversas.

Conoce los servicios del Team Psicovivir para ayudarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Artículos

Risoterapia y depresión: ¿un recurso efectivo para este trastorno?

#EspecialDepresión| Risoterapia y depresión: ¿un recurso efectivo para este trastorno? Parece impensable que una acción tan humana y accesible pueda dar a nuestra vida tantos beneficios. Acompáñame a descubrir el alcance de la risoterapia como terapia anti depresiva. Por la Psic. Roxiannis Izquierdo, #TeamPsicovivir ¿Será posible sacarle provecho a un

Terapias y depresión: Riesgos de abandonar el tratamiento

#EspecialDepresión | Terapias y depresión: Riesgos de abandonar el tratamiento Si tratar la depresión de por sí es retador y complejo, más aún lo es interrumpir los avances que el paciente haya logrado por resistirse a acudir a la consulta y negarse a continuar su tratamiento. Continuar las terapias es

Suicidio: el rostro más drástico de la depresión

#EspecialDepresión | Suicidio: el rostro más drástico de la depresión Cuando el sufrimiento es profundo, muchas personas sólo logran pensar en la muerte como una forma de liberación, la única salida ante su dolor. Revisemos algunos conceptos y creencias que rodean el tema del suicidio tan vinculado a la depresión.

Cuando la depresión llega a través de otras enfermedades.

#EspecialDepresión | Cuando la depresión llega a través de otras enfermedades. Habitualmente se habla de la depresión como una enfermedad mental por sí misma, aislada de otras patologías. ¿Qué ocurre cuando este trastorno se desarrolla producto de otra enfermedad preexistente? Por la Psic. Jessica Silvera, #TeamPsicovivir La depresión siempre ha

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn