ACTUALIDAD | Venezuela: Defensas emocionales en caída libre mientras el dólar paralelo se dispara

Mientras las redes sociales estallan por el exorbitante incremento del dólar paralelo, por un lado los especialistas intentan explicar las causas del libertinaje económico y, por el otro, los venezolanos, con las manos en la cabeza, intentan preservar un ápice de estabilidad emocional en medio del desequilibrio macroeconómico acentuado por el gobierno de Maduro.

Venezuela: Defensas emocionales en caída libre mientras el dólar paralelo se dispara

Por Keila Caridad – CNP 11.903 – 23/11/2020

Tras más de veinte años de retroceso en su calidad de vida, un séquito de ministros revolucionarios que solo vela por sus intereses particulares e incontables planes económicos cuyo principal éxito es la profundización de la pobreza, los venezolanos no incluyen en su vocabulario habitual los indicadores de la economía, pero sí son afectados directamente por estos.

En Venezuela solo los entendidos hablan en términos teóricos sobre la destrucción de la industria petrolera, la pulverización del bolívar, las causas del alza del dólar en la banca oficial y en el mercado paralelo, o el colapso del Estado ante su incapacidad de generar ingresos.

Al ciudadano de a pie poco le importan las teorías que señalan las causas de la debacle económica. Sus defensas emocionales están en declive constante.

En los hogares de Venezuela el tema de conversación cotidiano gira en torno a las múltiples carencias que le circundan y se hacen clamor y tendencia en las redes sociales: #sinluz #singasolina #sinefectivo #sinmedicinas #sinempleo, indicadores que sitúan al país suramericano como el más pobre de la región.

Según la Encuesta de Condiciones de Vida del Venezolana (Encovi), para julio de este año la pobreza extrema ya rozaba al 80 % de los venezolanos, con evidente impacto en la salud mental individual y colectiva.

En Psicovivir News abordamos los efectos psicológicos de la crisis inflacionaria venezolana, desde la perspectiva de la baja en las defensas emocionales, cuyo impacto se traduce en miedo, enfado o ira y tristeza, tres de las emociones básicas de los seres humanos.

Con el miedo acechando

La persona procura hacerle frente a la crisis, intentando manejar el miedo. La devaluación del bolívar es tan rápida y el alza del dólar tan súbito que difícilmente logrará ser solventada la situación, de acuerdo a la psicóloga del Team Psicovivir, Marianela Mendoza.

«Esto acarrea que detone un trastorno de ansiedad, que no es más que el estrés fuera de los niveles normales para gestionar por un ser humano», precisó la especialista.

Según Mendoza, también pueden presentarse dolencias emocionales como el trastorno del sueño, el trastorno mixto del estado de ánimo (Ansiedad-Depresión), y vulnerabilidad en el sistema inmunológico, acarreando enfermedades fisiológicas o empeorando las preexistentes.

Presas seguras de la ira

Si las personas no gestionan adecuadamente el enfado, serán proclives a desarrollar enfermedades gastrointestinales y cardiovasculares graves.

Sitiados por la crisis económica, la ira detona a diario en los venezolanos, con una facilidad pasmosa que no deja de preocupar a los profesionales de la salud mental.

«Desde la rabia y la frustración, los individuos también pueden llegar a delinquir, partiendo de su desesperación por resarcir las necesidades propias y de sus familiares», agregó la psicóloga.

Cara a cara con la depresión

Desde la tristeza, se asoma el trastorno depresivo, el cual inhabilita a la persona y la lleva a un estado de inactividad profunda donde le es imposible valerse por sí misma.

El venezolano puede llegar a sentirse como una carga para las personas que lo rodean y, aún así, no tiene voluntad para salir del estado donde se encuentra.

«Si a esto le agregamos la propensión catastrófica de sus pensamientos depresivos, las probabilidades de que la persona atente contra su vida o sencillamente se eche a morir son muy altas», alertó Mendoza.

«Todo lo anterior empeora cuando vives en un país donde la inflación es galopante, la economía está dolarizada y los salarios no».

A pesar del panorama desolador, muchos venezolanos hacen lo posible por atender estas patologías mentales y apuestan a la psicoterapia.

La psicólogo clínico Marianela Mendoza, expresa que «en el Team Psicovivir estamos concientes de que no todos cuentan con los recursos económicos para poder acceder a la consulta profesional necesaria, por ello manejamos planes especiales, pensando en ayudar a la mayor cantidad de personas posibles».

10 claves para mantener estables las defensas emocionales

Ante la pregunta sobre cómo enfrentar la dura realidad económica y social en Venezuela, afectando lo menos posible la salud emocional,  la especialista consultada brindó sus recomendaciones.

  • Aprender a respirar y a relajarse de manera consciente.
  • Mirar a tu alrededor y valorar lo que sí tienes.
  • Revisar cuáles son esas necesidades que tienes tú y que son comunes con las necesidades de otros.
  • Idear la manera de resarcir esa necesidad en ti primeramente. Y si funciona, probablemente puedas ofrecerle esa solución a un radio pequeño a tu alrededor. Si monetizas esa idea y la dolarizas, seguro lograrás surgir.
  • Centrarse en el aquí y el ahora. Es un ejercicio que debemos hacer cada día, cada minuto y cada segundo.
  • Procurar la independencia económica.
  • Tener varios planes de acción: si alguno no se da, otros están andando y alguno dará resultado. ¡Persiste!
  • Cultivar las relaciones familiares y sociales, aunque sea a través de la tecnología.
  • Nutrir tu espiritualidad, ya sea desde la práctica de tu religión de preferencia o desde tu manera personal de relacionarte con el mundo.  
  • Buscar ayuda profesional. Siempre hay alguien que te puede ayudar desde el alcance de tus recursos.

Donde hay necesidad, hay oportunidad

Independientemente de las pésimas condiciones económicas que a diario emergen, la psicóloga apuesta a la resiliencia, esa capacidad humana de sobreponerse ante circunstancias traumáticas: «si logras mantenerte en Venezuela lo más sano posible física y mentalmente, créeme que podrás lograrlo en cualquier lugar que te lo propongas, porque el país más difícil es este en el que estamos», concluyó la especialista en salud mental.

Si te sientes identificado con este artículo, en el Team Psicovivir podemos ayudarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Artículos

depresión

Depresión a partir de una ruptura amorosa

#EspecialDepresión | Depresión a partir de una ruptura amorosa Más allá de la tristeza: descubre en este artículo las fases emocionales que se detonan tras el quiebre de una relación sentimental y cuándo se enciende el alerta por presencia de rasgos depresivos. Por la Psic. Vanessa Villafuerte, #TeamPsicovivir Muchas veces

depresión

Atiendo a un familiar que sufre depresión

#EspecialDepresión | Atiendo a un familiar que sufre depresión Angustia, rabia, tristeza e incluso rechazo son algunas de las emociones que puede sufrir quien cuide a una persona que sufre depresión. ¿Cómo sobrellevar esta labor? Por la Psic. María Fernanda Bolívar, #TeamPsicovivir ¿Sabías que el entorno social y familiar de

Depresión: ¿Causa o consecuencia de una adicción?

#EspecialDepresión | Depresión: ¿Causa o consecuencia de una adicción?  El trastorno depresivo y las adicciones se han convertido en un problema de salud pública, perfilándose como unos de los principales detonantes en el deterioro de la calidad de vida de las personas.  Por la Psic. Alba García, #TeamPsicovivir Muchas son

La ansiedad laboral riñe con la felicidad personal. ¡Combátela!

#EspecialAnsiedad | Ansiedad laboral riñe con felicidad personal. ¡Combátela! Se sabe que en los ambientes de trabajo hay presencia de múltiples estresores. Por un lado, la responsabilidad por el cargo hasta la interacción con superiores y pares. En este reportaje te brindamos recomendaciones psicológicas para frenar la ansiedad laboral y

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn